Actualidad jurídica
El Derecho

Ver más actualidad jurídica

dissabte, 20 de febrer de 2021

¿Qué hacer en caso de tener un accidente de tráfico?

 Son muchas las personas que se han visto involucradas en un accidente de tráfico y no saben muy bien como tienen que actuar ante esta situación.


Desconocen sus derechos, entre ellos que pueden reclamar una indemnización por lesiones, no solo el conductor, si no todos los ocupantes del vehículo que se hayan visto perjudicados. Tanto daños personales como materiales (daños en el vehículo).

Pero antes de nada, hay que revisar siempre el estado de salud de cada persona implicada en la colisión.

Pasos a seguir tras tener un accidente de circulación

Recogida de datos

En primer lugar, se debe llamar a la Policía Nacional o la Guardia Civil, e informar a las autoridades tanto de los daños personales como materiales.

Los agentes se encargarán de recabar los datos pertinentes para elaborar un atestado con todo lo ocurrido. En este documento se manifestarán las causas del siniestro y la persona responsable del mismo, por lo que es crucial como prueba para reclamar la compensación correspondiente a las compañías de seguro.

Solicitud de un informe médico y valoración de lesiones

Asimismo, es importante solicitar un “parte de asistencia médica” en el que se informe sobre el estado de gravedad de las víctimas.

Según se hace mención en el Artículo 37 de la Ley 35/2015, el centro hospitalario o ambulatorio en el que se atienda a la persona afectada, deberá facilitar un informe médico definitivo tanto al paciente como a la compañía aseguradora. En este, tiene que aparecer el diagnóstico, el tratamiento a seguir y el período de hospitalización del paciente.

Rellenar el correspondiente parte del seguro

En el parte Europeo de Accidentes o Declaración Amistosa de accidente (DAA) debe recogerse todos los datos de las personas y los vehículos implicados.

Este documento ayudará a agilizar los trámites. Es importante informar a las aseguradoras sobre lo ocurrido en un plazo de 7 días, en el caso de ser el responsable del accidente.

Por el contrario, si no eres el causante, se dispone de 1 año para presentar la reclamación por daños y perjuicios. Los gastos médicos quedan cubiertos.

La entidad aseguradora tiene está obligada a presentar una oferta motivada de indemnización en el plazo máximo de tres meses desde la reclamación.

Toda persona que ha sido víctima de un accidente de tráfico tiene derecho a reclamar una indemnización por las lesiones sufridas, tanto corporales como materiales.

La normativa establece unas reglas para valorar las indemnizaciones por daños personales. En este caso, se tiene en consideración si el accidente es por incapacidad, fallecimiento, lesiones o secuelas temporales. Una vez recogida toda la información, se lleva a cabo una estimación de los daños y el tiempo de baja que el accidente ha causado.

Un factor importante a tener en cuenta es que las indemnizaciones deben permanecerse activas durante todo el período de sanación de la persona afectada, es decir, desde la fecha del accidente hasta el alta médica del paciente.

Por otro lado, también se reconoce la indemnización por los daños materiales, patrimoniales y morales. Se valorará el estado del vehículo y el importe de la reparación de los daños pertinentes.

En referencia a los perjuicios materiales, también se pueden reclamar otros casos como por ejemplo los daños emergentes (pérdida o deterioro de objetos personales…), o bien solicitar la sustitución del coche por otro durante la reparación.

La importancia de contactar con un abogado especializado

Un accidente de tráfico es un hecho traumático que puede ocasionar grandes secuelas en las víctimas tanto física como psicológicamente. Por lo que es muy importante tanto la asistencia médica como el asesoramiento profesional.

Antes de iniciar las reclamaciones con las compañías aseguradoras es importante buscar y ponerse en contacto con un abogado especializado en accidentes de tráfico, que se encargue de proteger y defender los derechos de las víctimas. Ya que las compañías de seguro miran más por su propios intereses, mientras que los abogados independientes solo cobran si ganan tu caso y esperan poder conseguirte la mejor indemnización. Sus intereses son los tuyos, esto no ocurre así con los seguros.

En este caso, los abogados gestionan los trámites del proceso, así como son las reclamaciones por los daños sufridos, el fundamento de llevar o no acciones judiciales y en algunos casos, la presentación de denuncias contra la otra persona involucrada.

¿Qué hacer en caso de tener un accidente de tráfico? (diariojuridico.com)


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada